Una mirada al mundo a través de la maratón – Mauro Casal

Una mirada al mundo a través de la maratón – Mauro Casal
abril 06 21:09 2015
Emil Zatopek

Emil Zatopek

El extraordinario atleta checo, Emil Zátopek, considerado uno de los mejores de la historia; medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 1948 y ganador de las pruebas de 5.000 metros, 10.000 metros y la maratón de Helsinki en 1952, alguna vez afirmó:

“Si quiere ganar, corra cien metros. Si quiere experimentar la vida, corra maratones”.

Fred Lebow, en tanto, uno de los fundadores de la emblemática maratón de Nueva York, se ha expresado al respecto, regalándonos unas reflexiones formidables, que forman parte del libro “The New York Road Runners Club Complete Book of Running” y que valen la pena compartir con ustedes:

“Lo he preguntado en todas partes: ¿Por qué la gente corre Maratones?… Yo creo que es porque necesitamos probar nuestras facultades físicas, emocionales y espirituales. Después de todo, en nuestra vida cotidiana no hay ocasión de dar todo lo que llevamos dentro. No podemos tener alas para volar. No podemos cantar sin una buena voz, o bailar si no somos bailarines. La mayoría de nosotros nunca actuará en un escenario. Pero tanto si eres un atleta de talla mundial o un corredor popular, el Maratón es tu escenario. Un escenario de calles en las que actuar y sentirse orgulloso, mientras millones de personas aplauden. Es como estar en Broadway y conseguir una prolongada ovación del público puesto en pie”.

La maratón es una carrera de largo recorrido, que consiste en correr una distancia de 42.195 metros. A muchos les resultará curioso este número, que prolonga en 195 metros, un ya de por sí extenso y agotador tramo de 42 kilómetros.

La distancia de los 42.195 metros actuales de la Maratón se estableció en el año 1908, cuando se celebraron los Juegos Olímpicos de Londres. El entonces Príncipe de Gales, luego ungido como Jorge V, fue quien determinó esta curiosa distancia como la oficial de esta carrera.

Es la distancia que separa la ciudad inglesa de Windsor del estadio White City, en Londres, y como ese día llovía, se decidió añadir algunos metros para que la final tuviera lugar frente al palco de la reina, en el estadio y que la misma no se mojara.  Caprichos de la nobleza que no deberían sorprendernos.

La distancia quedó establecida definitivamente como única oficial en el congreso de la IAAF (Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo) celebrado en Ginebra, Suiza, en 1921, antes de los Juegos Olímpicos de París 1924.

La Maratón, forma parte del programa de atletismo en los Juegos Olímpicos en la categoría masculina desde Atenas 1896, y en Los Ángeles 1984 se incorporó la categoría femenina.

Su origen, se encuentra en el mito de la heroica proeza del soldado griego Filípides, quien, en el año 490 AC, habría muerto de fatiga tras haber corrido unos 37 km, desde la ciudad de Maratón hasta Atenas, para anunciar la victoria sobre el ejército persa.

Filípides entregando el mensaje antes de morir

Filípides entregando el mensaje antes de morir

La realidad histórica es que Filípides, recorrió el camino desde Atenas hasta Esparta para pedir refuerzos, lo que serían unos 225 kilómetros. De todas formas, el mito ganó mucha popularidad sobre lo que realmente sucedió.

La historia y la leyenda se mezclan, se desdibujan los planos de la realidad y el mito. No obstante, lo cierto es que, en el mundo actual, recorrer esta distancia en las principales ciudades del planeta, representa una oportunidad única para mezclar placeres, entre ellos: practicar deporte, viajar, conocer, aprender y hacer nuevos amigos por el mundo.

A partir del año 2006, los organizadores de las maratones más famosas del mundo se unieron para dar forma al World Marathon Majors (WMM), una competición internacional de atletismo, que agrupa las maratones más prestigiosas del mundo. Esas pruebas en las ciudades de Nueva York, Boston, Chicago, en los Estados Unidos, Berlín en Alemania, Londres en Inglaterra y desde el año 2013, Tokio, en Japón, no son solo objeto de deseo de los corredores de elite, sino también de aficionados corredores de todo el mundo, que invierten su tiempo y esfuerzo, para poder estar en la línea de largada de esta prueba.

En este espacio Ezequiel Brahim, me ha invitado a referirme al escenario internacional y escribir sobre esta prueba, dentro del contexto global, por lo tanto, trataremos de acercarnos al mundo, en este caso, a través del atletismo.

En sucesivas notas, haremos un análisis de cada una de estas carreras que forman parte de las World Marathon Majors y de otros eventos en el mundo, tratando de aportar algún dato, que vinculan a estas pruebas con la historia, la política internacional u otros hechos que bien podrían asociarse al ámbito de las relaciones internacionales.

A lo largo de esta propuesta, irán surgiendo actores que han hecho historia en el atletismo.

haileHoy me quiero quedar con la figura de Haile Gebrselassie y pensar hasta qué punto el deporte puede encumbrar a un hombre de origen muy humilde a la máxima gloria. 

Nos cuenta el notable periodista Ezequiel Fernández Moore, que, cuando este atleta regresó a su país, Etiopía, tras obtener su segunda medalla de oro en los 10.000 metros de los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, en la capital, Addis Abeba, se vivió como una fiesta y el evento fue multitudinario. Mientras aviones Mig de la Fuerza Aérea saludaban su llegada, más de un millón de personas lo esperaron como se espera a un héroe; con todos los honores.

Cuando se estrenó el documental sobre su vida, cerca de 20.000 espectadores por noche, durante un mes, llenaron un estadio donde se proyectaba la filmación.

Haile representa el sueño de miles de niños africanos, que intentan emularlo y que buscan salir de la miseria a través del atletismo.

Corriendo para vivir, escapando a las balas y los machetes de conflictos tribales y étnicos, estos atletas gastan sus plantas del pie en los polvorientos senderos del África profunda y endurecen el espíritu, pensando en que alguna vez, podrán conquistar las principales ciudades del planeta, gracias a la velocidad de sus piernas, a la fortaleza de sus mentes y a la ilusión de sus castigados corazones.

 

  Article "tagged" as:
  Categories:
view more articles

About Article Author

Mauro Casal
Mauro Casal

Analista Internacional / Trader de Comercio Exterior Licenciatura en Relaciones Internacionales – Universidad Abierta Interamericana (UAI) Miembro del Grupo Pharos de la Universidad Abierta Interamericana (Think tank especializado en Relaciones Internacionales) Socio activo del Rotary E- Club Oeste (a cargo del Subcomité de Asuntos Internacionales) Ex Becario del Programa IGE (Intercambio de Grupos de Estudio) de La Fundación Rotaria 2007(Inglaterra) y 2010 (Alemania)

View More Articles
write a comment

1 Comment

  1. Gastón
    abril 07, 16:33 #1 Gastón

    Muy lindo Mauro, esa impecable redacción que atrapa mostrándonos lo que sos capaz de transmitir!! Notable. Abrazo.

    Reply to this comment

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.