Soñar en grande – Karina Fuentealba

Soñar en grande – Karina Fuentealba
marzo 29 21:11 2015
Karina 10.000

Campeonato Nacional de 10.000 m

Viernes 11 pm y todavía no puedo bajar… había corrido un 10 mil… un GRAND PRIX SUDAMERICANO. Miles de sensaciones inundan mi mente, pero, si me dejan, primero les cuento un poco de mi, Karina Fuentealba.

Un día de diciembre, de hace muchos años atrás (no vamos a hacer específicos en esto), nacía en la ciudad de Zapala, corazón de la provincia de Neuquén. Una ciudad fría, árida, con sus típicos vientos patagónicos, la cual no invitaba a desarrollar deportes al aire libre. Será por eso, y por mis problemas respiratorios, que nunca me destaqué en ninguna actividad física. Los puff con ventolin todavía no eran moneda corriente, así que llegaba a mi casa, apenas respirando, a buscar el  nebulizador y después recién de 15 minutos volvía a tener aire en mis pulmones. Pasó la primaria, y en la secundaria ya tenía mi puff en el bolsillo del guardapolvo.

Karina adolescenteCuando terminé el secundario me vine a Buenos Aires a estudiar, pasaba muchas horas sentada, hasta que un día, al mejor estilo Forest Gump sentí ganas de correr. Corrí unas vueltas en la plaza Congreso, y para sorpresa mía, no me agité. Dos día después, corrí un poco más y podía respirar tranquila, me sentí bien. En el shopping  Spinetto, estaban anotando para la carrera del Soldado y con mi hermana nos inscribimos. Ese domingo corrimos casi sin entrenar, y recorrí los 10K en 55 minutos (creo que fue eso), me sentí muy bien, pero el día lunes parecía Robocop caminando. Así, corrimos varias carreras con mi hermana Romina.

Karina campoMe casé, y fue después de tener a mi hija, cuando me uní a un Running Team para entrenar, así los dolores post carrera desaparecieron. Seguí con carreras de aventura, sin tener, ni la ropa ni el calzado adecuado, pero me encantaba embarrarme, saltar, correr por bosques. Después de tener a mi segundo hijo, vi que tenía posibilidades de hacer podio, y me acerqué a otro grupo que trabajaba más en carreras de calle. Me recibió Diego Fernández (mi actual entrenador) y de a poco, trabajando con un plan de entrenamiento, me fue llevando por un nuevo camino: LA PISTA.

Que miedo le tenía al tartán, pero debuté en un tres mil con un tiempo aceptable y un quinto puesto. Pude mejorar mis marcas en calle y en pista, sabía que era un camino duro y difícil pero estaba convencida que podía: trabajar, ser mamá, ama de casa y atleta. Pero si me preguntan ¿qué hago cuando estoy agotada?… salgo a correr.

Mi primer 10 mil fue  en el CENARD, segundo 10 mil un Nacional en Rosario y tercer 10 mil un Grand Prix Sudamericano…la asmática que corre, y que nunca más, volverá a usar ese bendito puff.

Karina Fuentealba

10.000 femenino

  Article "tagged" as:
  Categories:
view more articles

About Article Author

Ezequiel Brahim
Ezequiel Brahim

Seguramente no soy el único que empezó a correr para bajar de peso. Ya cinco años pasaron, y no sólo conseguí bajar de peso, descubrí nuevos mundos, al principio en la calle el universo del running, luego, en la pista, el atletismo de elite. Compartir lo mejor de ambos, es el impulso para escribir cada linea.

View More Articles
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.