Invertí los polos

Invertí los polos
octubre 17 01:24 2013

Es común que los días previos, y más aún las horas previas, aparezca una visión negativa con frases como “justo me vengo a resfriar dos días antes”, “el trabajo no me dejó entrenar como debía”, “justo viene a tocar un clima malo hoy”, “no estoy al cien por ciento”, “con dar la vuelta me conformo”, y tantas frases similares. 

Visiones de situaciones objetivas que, mas a allá de que a veces no sean las ideales para nuestra carrera, la forma en que las enfoquemos puede diferenciar en gran parte el cómo nos afecten. Por ejemplo: un resfrió de dos días la semana previa a la competencia puede ser visto como “justo me vengo a resfriar los días previos” o bien “menos mal que no me resfrié en la parte dura de la preparación, ahora que falta poco, descansar dos días más no me afecta”, el tiempo de descanso por la enfermedad es objetivo, la forma en cómo lo valoramos es subjetiva. Otro ejemplo: no se llega entrenado de la forma ideal, “no estoy al cien por ciento” (cuando en general nunca se puede llegar perfecto) o bien “llegué lo mejor posible dentro de los tiempos que pude” (entendiendo que todo lo que estuvo a nuestro alcance se hizo). 

Suele pasar que esta visión negativa inconscientemente funciona como excusa antes un posible rendimiento por debajo de lo esperado: “para como estoy, con llegar está bien”, “mucho no puedo pedir para como entrené”, “venía bárbaro pero con este dolor no puedo esperar mucho”. Al plantearnos expectativas bajas cualquier resultado se puede tomar como un “éxito”. Es casi inevitable trasladar esa actitud a la carrera, principalmente en los momentos más duros de la misma; “no puedo pretender gran carrera con esta molestia”, “para que me voy a matar si ya la marca no sale”, “ya está, que se vaya nomás, no estoy al 100%”, “tendrías que haber descansado bien en la previa”, convirtiéndonos en los peores hinchas, criticando y desmoralizándonos cuando aún la carrera no terminó y por lo tanto no está todo dicho.

Lo curioso es que luego de cruzar la línea (o a veces incluso de abandonar la carrera) con el pasar del tiempo, esas situaciones que antes eran problemas empiezan a funcionar como justificativos para mejorar el rendimiento. Por ejemplo “tan mal no me fue para como me prepare”, “es un buen resultado teniendo en cuenta que corrí resfriado”, “con esta panza hice una gran carrera”. Todo se borra y nos perdemos aprender de los errores y mejorar para la próxima. La terminación de la carrera marca el quiebre, todo lo que se veía “mal” pasa a justificarse luego y parece mucho mejor, nos movemos de negativos a positivos, cambiamos los polos.

Considero más constructiva una visión positiva, principalmente cuando falta poco para el evento y ya no puede hacerse mucho más, lo errores del pasado no pueden cambiarse y las condiciones del presente (clima, terreno, salud, etc.) tampoco. Por lo que, la manera de llegar en “forma” mentalmente, es enfocados en nuestras mejores armas y visualizando positivamente la carrera. Esto más aún debería potenciarse durante la misma; cualquier situación tiene siempre una visión positiva posible, es esa la que nos permitirá resolver de la manera más “fácil” los mayores obstáculos. El running es un deporte de un gran componente mental, la regla es que el cuerpo siempre puede un poco más, quien primero se cansa en la mente (como toda regla tiene sus excepciones). Ser positivos hasta el último paso antes de cruzar la meta, sin duda nos hará más liviano el andar. Después de disfrutar la previa, la prueba y el resultado, si es un buen momento para ponernos un poco “negativos” y buscar que mejorar para la próxima. Muchos corremos detrás de la carrera perfecta pero esta (más que nada cuando el parámetro para medir el éxito es un tiempo) no existe, siempre es mejorable, obviamente siempre se puede correr un poco más rápido. Con esto no sugiero caer en un inconformismo crónico, si no disfrutamos lo que hacemos, tiene muy poco sentido seguir repitiéndolo. Pero también aprender, y superarnos en cada prueba, es una fuente de felicidad, siendo críticos con nuestro resultado podemos encontrar el camino para vivir más plenamente la próxima oportunidad. Cambiar a positivo-negativo puede hacernos disfrutar más, tanto del antes, el durante y el después de cada carrera, como así también mejorar para la próxima. No se pierde nada con intentarlo y se puede ganar mucho lográndolo, probemos invertir los polos y ser mejores atletas!

view more articles

About Article Author

Ezequiel Brahim
Ezequiel Brahim

Seguramente no soy el único que empezó a correr para bajar de peso. Ya cinco años pasaron, y no sólo conseguí bajar de peso, descubrí nuevos mundos, al principio en la calle el universo del running, luego, en la pista, el atletismo de elite. Compartir lo mejor de ambos, es el impulso para escribir cada linea.

View More Articles
write a comment

8 Comments

  1. Marcelo Daniel
    marzo 30, 09:41 #1 Marcelo Daniel

    Muy interesante todo, aprovecho todo lo que enseñas por este medio.

    Reply to this comment
  2. Fer
    junio 11, 00:21 #2 Fer

    Excelente artículo. Definitivamente el entrenamiento mental es básico como deportista, agradezco todo lo que nos compartes. Saludos desde Guadalajara México

    Reply to this comment
  3. Calavera
    junio 11, 00:44 #3 Calavera

    Aprender de nuestros errores debería ser una práctica común, trabajo para una empresa japonesa y después del cierre de mes tenemos nuestra sesión de Lesson Learned, en dónde reconocemos los errores que cometimos o encontramos en el cierre, igualmente sobre los puntos que mejoramos, esta práctica la llevo a mi vida personal y me ayuda a reconocer que no soy perfecto y que hay muchas cosas por mejorar, y que sin el esfuerzo necesario no se puede llegar a la meta

    Reply to this comment
    • Ezequiel Brahim
      junio 11, 10:34 Ezequiel Brahim Author

      Muchas gracias Eduardo por tu comentario, muy interesante, sin duda es una práctica para aplicar en la vida, ya sea viniendo del deporte o del trabajo, encontrar el equilibrio entre la crítica y la valoración es un gran motor para crecer. Te mando un saludo!

      Reply to this comment
  4. Tlotz
    junio 11, 15:59 #4 Tlotz

    Caray, exactamente pienso lo mismo, uno mismo condimenta su propia carrera, y creo que cada carrera se debe disfrutar, y eso mismo aplica para toda actividad que se realice…

    Reply to this comment

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.