En la cima de la montaña rusa

En la cima de la montaña rusa
febrero 20 05:24 2014

 

Todo empezó el 11 de noviembre de 2013, cuando muchos aún no planeaban sus vacaciones las mías ya quedaban atrás. Suavemente rompíamos la inercia, sobre rieles desconocidos rodaba el carrito al pie de la cuesta. Poco a poco iba aumentando la pendiente de la subida, se sumaban kilómetros cada vez más rápido y casi sin darnos cuenta un nuevo paseo en montaña rusa estaba en marcha.

En esa escalada apuntando al cielo fueron quedando atrás muchas alegrías; pasadas sumando doce kilómetros en la pista, ganar la carrera de Dole, horas y horas de elongación, doble turno en noche buena, doble turno en navidad, doble turno en noche vieja, turno simple en año nuevo, cuestas y cuestas, subir y bajar, dos semanas de preparación en la altura de Cachi, semanas de 160 kilómetros, carrera en Tierra de Indios, fondos de 90’, de 100’, de 105’, pasadas rápidas para no olvidarnos la velocidad, fondo de 28 kilómetros, humedad, calor, más humedad, y verano de temperaturas record . Todo se disfrutó muchísimo; anécdotas, alegrías, emociones, momentos compartidos y momentos de soledad, sensaciones únicas y muchos más que se niegan a convertirse en palabras fui viviendo a medida que avanzábamos por la vía de la montaña.

Ya casi tocamos la cima, luego de quince semanas y algo más de 1.600 kilómetros el final de la pretemporada está a unos días. Sé que una vez en lo más alto comenzará una etapa distinta, donde cada vez se buscará más velocidad, más intensidad, más vértigo. Ya no preocupará la cantidad de kilómetros sino la calidad, se dejará de contar en minutos y se medirá en segundos. Espero ansioso ese descenso, no dudo en que he llegado más alto de lo que nunca lo había hecho, feliz de haberme superado a mi mismo me lanzo confiado en aprovechar la altura para llegar lejos, los kilómetros recorridos no sólo me han entrenado sino que me han llenado de energía para buscar más. No importa tanto hasta donde me lleven mis pasos si puedo disfrutarlos al igual que los anteriores.

En un periodo que se insinúa un poco más largo que otras veces, posiblemente de treinta semanas, estoy justo en la mitad del camino, en la cima de la montaña rusa, desde acá la perspectiva sin duda es distinta. Mirando adelante, ya en los primeros pasos, veo mi debut en los 3.000 metros llanos este sábado en el CeNARD, en marzo mis amigos me esperan en los 8k de MaratónRotary de General Rodríguez, luego un 5.000, ya en abril el Campeonato Nacional de 10.000, después otro 5.000, en mayo el Campeonato Metropolitano de 10.000 y las ruedas terminarán de rodar el 7 de Junio en el Metropolitano de 5.000 metros. Un descenso que cada dos o tres semanas me va a poner a prueba, donde intentaremos tomar cada vez más velocidad, donde correré con el mismo objetivo que en la subida; superarme a mí mismo.

No solo me lo dice la planilla de entrenamiento o las fechas del calendario, internamente lo siento, el momento llegó, ya estoy listo para empezar, quiero lanzarme a correr.

  Article "tagged" as:
  Categories:
view more articles

About Article Author

Ezequiel Brahim
Ezequiel Brahim

Seguramente no soy el único que empezó a correr para bajar de peso. Ya cinco años pasaron, y no sólo conseguí bajar de peso, descubrí nuevos mundos, al principio en la calle el universo del running, luego, en la pista, el atletismo de elite. Compartir lo mejor de ambos, es el impulso para escribir cada linea.

View More Articles
write a comment

2 Comments

  1. Gustavo Fette
    marzo 08, 01:58 #1 Gustavo Fette

    Tus zapas son el mismo modelo pero distinto color? Me llama mucho la atención…

    Reply to this comment
    • Ezequiel Brahim
      marzo 12, 10:36 Ezequiel Brahim

      Si Gustavo, son dos pares de ASICS GEL-Lyte de distintos colores que intercambié, las conseguí en Pegaso Patagonia e hice una crítica del modelo en este blog

      Reply to this comment

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.