Disfrutar corriendo

Disfrutar corriendo
septiembre 26 16:29 2013

“Disfrutando el camino, el destino no me decepciona”. Cada vez que se acerca una carrera importante intento no olvidar esa premisa. Por que si bien en infinidad de casos, la marca o el puesto son los grandes motores que empujan las piernas y las ganas, al final del día es solo una zanahoria colgada delante nuestro. Ningún tiempo y ningún triunfo puede remplazar la falta de felicidad. Si no se disfruta lo que hacemos el resto es papel picado.

Son muchas, cientos de sesiones, antes de largar una carrera importante y  no me engaño al recordar que en su gran mayoría las disfruté plenamente, con amigos, en contacto con la naturaleza, viviendo mi cuerpo y explorando mi mente.

IMG_20150223_143642Con frecuencia se me acercan amigos que están iniciándose en el running a consultarme sobre formas de entrenamiento, lamentablemente no puedo ayudarlos mucho, estoy convencido de que cualquier persona que se ejercite con regularidad al menos tres veces por semana encontrará muchos beneficios en la guía de un entrenador, yo en cambio creo que puedo guiarlos en algo que hago constantemente desde el primer día que empecé a trotar; buscar continuamente la felicidad en cada zancada. Para mi ese es el fin último, el gran objetivo al ponerme las zapatillas unas nueve veces por semana. Ser feliz. Ya sea haciendo 45 minutos tranquilos, o un fondo largo movido o pasadas al límite, buscar siempre disfrutar, ya sea por la compañía, el entorno, el tipo de entrenamiento. No comparto la idea de que hay que sufrir para mejorar. Creo que los grandes maestros en este deporte son los niños, presten atención en lo común que es verlos correr con una sonrisa, no en un entrenamiento ni en una carrera, sino simplemente corriendo, me refiero a chicos de 4, 6, 8 años. Corriendo solo por el placer de hacerlo, ya sea para alcanzar a un compañero, para que no lo alcancen, no importa la excusa, solo correr. Correr con una sonrisa. Esa es la esencia.

Es verdad que a veces en los metros finales me vuelvo tacaño y ahorro la energía de generar una sonrisa para enviar esa fuerza a las piernas, pero sin duda una vez que cruzo la meta, cuando las piernas se detienen en mi cara explota la sonrisa que ya no puedo contener, correr me hace feliz.

view more articles

About Article Author

Ezequiel Brahim
Ezequiel Brahim

Seguramente no soy el único que empezó a correr para bajar de peso. Ya cinco años pasaron, y no sólo conseguí bajar de peso, descubrí nuevos mundos, al principio en la calle el universo del running, luego, en la pista, el atletismo de elite. Compartir lo mejor de ambos, es el impulso para escribir cada linea.

View More Articles
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.