Sacate peso de encima, dejá el reloj en tu casa

Sacate peso de encima, dejá el reloj en tu casa
octubre 19 15:15 2013

La autosuperación es, sin duda, una de las partes más atrapantes de nuestro deporte, podemos medir concretamente como corremos mas distancia o más rápido.

No importa que tan rápido corra el otro, eso no lo podemos manejar, pero siempre está a nuestro alcance superarnos; en un entrenamiento, en una carrera.

Para ello medimos. Comúnmente controlamos los metros que recorremos, el tiempo que nos demanda; aunque también se pueden controlar las pulsaciones (y ver como nuestro corazón se va volviendo más eficiente. al lograr un mejor ritmo con menos latidos), la cadencia de paso, el desnivel del terreno. Es gratificante vernos mejores que nuestro pasado.

El gran beneficio de correr sin cuantificar distancias o tiempos

Como en tantas cosas, el éxito está en el equilibro, es un gran motor motivacional: querer mejorar, pero, por otro lado, puede ser contraproducente cuantificar constantemente esa mejora; sesiones de mas kilómetros, entrenamientos de intervalos (pasadas) más rápidas, mayor volumen semanal, todo medido y comparado a veces puede sacarnos del foco principal; ser felices. Disfrutar lo que hacemos, sentir el placer de correr, encontrarnos con nuestro cuerpo, despejar nuestra mente.

Un buen ejercicio que se puede hacer es: correr 40 minutos sin usar reloj ni recorridos conocidos donde podamos saber en base a la distancia cuanto tiempo llevamos corriendo.

Salir a correr y sentir que pasaron 40 minutos, escuchar al cuerpo cuando nos diga que ya trotamos lo suficiente es una experiencia perfecta.

Sin duda el tiempo es arbitrario, para algunos 40 será mucho, para otros pocos, lo ideal sería el tiempo que comúnmente hacemos en un regenerativo o un fondo corto de baja intensidad. Puede ser solo o acompañado, con o sin música, pero buscando sentir cuando es suficiente y detenernos cuando el cuerpo lo pida.

Podríamos después evaluar si anduvimos lejos o cerca del tiempo que pensábamos correr, por ejemplo mirando la hora al salir y al volver, nos pueden llegar a sorprender las diferencias entre el tiempo real y nuestra percepción del mismo. Pero más allá de verificarlo al terminar o no, a lo que se apunta es a eso, a la percepción que tenemos del esfuerzo y principalmente del tiempo.

Paradójicamente, a pesar de no utilizar ningún elemento de medición, podemos evaluar varios parámetros; que tan cansados estamos, cuanto estamos disfrutando correr, que tan largo o corto se nos hace un entrenamiento, que tan seguro me siento con el ritmo y el tiempo.

Se arriesga poco y se puede ganar mucho, como tantas veces, solo es cuestión de probar y, si querés, después contanos como te fue. ¡A dejar por un rato el reloj y sentir como corremos!

view more articles

About Article Author

Ezequiel Brahim
Ezequiel Brahim

Seguramente no soy el único que empezó a correr para bajar de peso. Ya cinco años pasaron, y no sólo conseguí bajar de peso, descubrí nuevos mundos, al principio en la calle el universo del running, luego, en la pista, el atletismo de elite. Compartir lo mejor de ambos, es el impulso para escribir cada linea.

View More Articles
write a comment

2 Comments

  1. Keco
    abril 17, 22:40 #1 Keco

    Hola, si bien es importante la medición, amo entrenar a veces por sensaciones, sin tiempos…

    Reply to this comment

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.