Chicago: A paso firme en la ciudad de los vientos – Mauro Casal

Chicago: A paso firme en la ciudad de los vientos – Mauro Casal
junio 01 00:14 2015

“To reach significant achievements, one needs not only to act but to dream, not only to plan, but to believe”

Para alcanzar grandes logros, uno no tiene solamente que actuar sino también soñar, no solamente que planear, sino también creer.

Frase impresa en una remera de un atleta en la maratón de Chicago.

 

“No importa lo que pase en el camino, el sueño es uno, si lo sueñas, haz que pase”.

Con esta frase, el venezolano Maickel Melamed, reflejaba sus sensaciones tras completar la Maratón de Chicago en casi 17 horas.

Este hombre nacido en la tierra de Simón Bolívar, al que sólo le habían augurado siete días de vida al nacer, podría ser un atleta más, de los tantos que han completado el circuito de Chicago, sin embargo, su historia, llena de dificultades, debido a que Maickel de niño, fue diagnosticado con retraso motor, es un ejemplo más de constancia y superación, elementos esenciales a la hora de emprender el desafío de completar una prueba de este estilo.

Chicago, la tercera ciudad con mayor número de habitantes de los Estados Unidos, es conocida como la Ciudad del Viento, debido a su clima ventoso e impredecible, que sufre repentinos cambios.

Si bien tiene las características climatológicas del medio oeste americano, su ubicación al lado del inmenso Lago Michigan le da a su clima una impronta propia.

La ciudad de los Bulls de Michael Jordan, del célebre gánster Al Capone y del blues, presenta numerosos edificios de gran altura y estilo moderno, que son una postal en el centro de la ciudad.

El Lago Michigan realmente impresiona en la escenografía de esta ciudad.

Más que un lago, podría ser un mar, con una superficie impresiona pues su tamaño es mayor a la superficie total de países como Suiza, Holanda o Bélgica. Hace que uno mire el horizonte y el paisaje celeste del agua domine por completo los límites de nuestra visión.

En el pintoresco Millennium Park esta carrera tiene su largada y su culminación. Nos encontramos en una de las zonas más bonitas de la ciudad, donde se concentran numerosos monumentos artísticos y clásicas esculturas.

227166_10150184101173335_6549581_nchicago La carrera transcurre cruzando varias veces el Río Chicago, el mismo que tradicionalmente es teñido de verde durante la celebración de San Patricio.

Luego pasa por Lincoln Park, que es el parque público más grande de la ciudad y que guarda homenaje al ex presidente norteamericano, pionero de la abolición de la esclavitud en el país y arquitecto de la reconstrucción, tras la Guerra de Secesión, siempre tratando de reunificar al país con su política de reconciliación.

Abraham Lincoln fue el decimosexto Presidente de los Estados Unidos y su asesinato en 1865 representó el primer magnicidio en ese país. Lincoln encabeza la tristemente célebre lista de mandatarios de los Estados Unidos que han sido asesinados. La completan James Abram Garfield en 1881, William Mc Kinley en 1901 y el popular John Fitzgerald Kennedy en 1963.

El circuito permite avanzar a paso firme sin embargo el viento suele ser siempre un protagonista de la carrera.

Chicago presenta cada año una maratón multitudinaria que se celebra anualmente en Octubre, en el denominado fin de semana de Cristóbal Colón, es decir, el domingo anterior al segundo lunes de Octubre.

Esta prueba ostenta, junto con la de Berlín, el hecho de ser una de las más veloces del mundo. En este circuito, el norteamericano de origen marroquí, Khalid Khannouchi, (ganador en cuatro oportunidades de esta prueba) logró una de las mejores marcas del mundo, en 1999 al cronometrar 2h05m42s, mientras que en 2009 se estableció el récord de la prueba de la mano de la británica Paula Radcliffe, quien también batió el récord del mundo en este escenario en 2002 con una marca de 2h 17m 18s, tiempo que se batiría un año después en Londres

La primera carrera se celebró un sábado, 23 de septiembre de 1905. En aquella edición participaron 15 deportistas. La prueba fue organizada por el Illinois Athletic Club y tan sólo siete competidores consiguieron finalizar la prueba.

La maratón se celebró de forma continua hasta los años 20, en los que se ve interrumpida para volverse a disputar de nuevo en su edición del 25 de septiembre de 1977.

250276_10150184011623335_7675830_nchicagoEsta primer competencia reinaugurada, se denominó Mayor Daley Marathon, en honor al antiguo alcalde de Chicago Richard Daley, quien condujera la ciudad durante 21 años y 6 mandatos. Su gestión será recordada porque empezó a funcionar el Aeropuerto Internacional Chicago – O’Hare, se construyó el edificio más alto del hemisferio norte para esa época, la Torre Sears Tower (hoy llamada Willis Tower) y se inauguró el monumental Mc Cormick Place Convention Center, el más grande del país.

Hoy la carrera transita 29 barrios de la hermosa ciudad, ícono de la arquitectura moderna, que alberga tanto, edificios históricos, como obras maestras tecnológicas contemporáneas, con diseños únicos e innovadores.

Es Chicago también, una ciudad multicultural, que mezcla razas, culturas y religiones.

Esta prueba nos ha dejado nombres destacados a lo largo de su desarrollo, como la del norteamericano Dan Cloeter, ganador en 1977 y 1979, el británico Steve Jones, vencedor en los años 1984 y 1985, el ya mencionado Khanouchi que es el máximo ganador de esta maratón y el hombre de Kenia Evans Rutto, quien se impusiera en las ediciones de los años 2003 y 2004.

Y con Kenia me voy a quedar. Este país, cuna de los mejores fondistas del mundo, ha dejado su sello en Chicago, ya que de las últimas 14 ediciones, los atletas de este país, se han quedado con 12 pruebas, sólo interrumpida por la irrupción del etíope Tsegaye Kebede, vencedor en el año 2012.  En el año 2013, el recórdman mundial Dennis Kimetto registró una impresionante marca de 2h 03m45s, tiempo que superara en Berlín un año más tarde para establecer el récord mundial.

Entre las damas,  encontramos a varias atletas que lograron imponerse en dos oportunidades, no obstante, la única excepción a esta regla la marcó la rusa Liliya Shobukhova, que se dio el gusto de ser la mujer que más veces ganó esta maratón, al imponerse tres veces seguidas en las ediciones de los años 2009, 2010 y 2011.

Acostumbro cerrar mis columnas, recordando a algún atleta, que ha dejado su impronta en el circuito. En esta oportunidad quiero referirme especialmente a Samuel Kamau Wanjiru, atleta de Kenia, especialista en larga distancia, que alcanzó la gloria olímpica en la Maratón de los Juegos de Pekín en 2008, batiendo el récord olímpico con 2h 06m 32s.

Tras ese fenomenal logro deportivo, ganó las ediciones 2009 (año donde también ganara en Londres) y 2010 en Chicago.

Su carrera se perfilaba para grandes proezas deportivas, estaba llamado a ser uno de los mejores atletas de larga distancia de todos los tiempos, sin embargo, nunca llegaría a defender su conquista olímpica ni sus logros en Chicago, ya que inesperadamente falleció a los 24 años, de forma trágica en su casa de Nyahururu, tras caer del balcón y sufrir heridas gravísimas, que le ocasionaron la muerte.

1305583203_850215_0000000000_sumario_normalWanjiru, según diversas fuentes, intentaba saltar por el balcón tras haber sido encerrado por su esposa, luego de encontrarlo con otra mujer.

La corta vida de Wanjiru, es la biografía de una sucesión de contrastes, donde se mezclan la gesta deportiva y los escándalos, entre rumores de triángulos amorosos, amenazas de muerte y fue acusado de poseer un rifle AK-47 sin licencia.

Wanjiru fue capaz de derribar el mito de que las maratones estaban hechas para atletas mayores de 30 años, con experiencia en carreras de menores distancias.

Este infortunado atleta logró ser el primer keniano campeón olímpico en la maratón, logrado además en un escenario como el de Pekín donde el calor, el smog y la humedad suelen ser factores muy agresivos.

Al ganar los juegos, con sólo 21 años, su nombre quedó grabado en la historia del deporte del país africano, siendo un modelo que otros jóvenes del país imitarían.

Tras morir, por encima del atleta se impuso el personaje.

Su muerte, dio lugar a que las autoridades de Kenia establecieran programas para ayudar a las estrellas del país a asumir los triunfos a fin de estar preparados para una vida que les cambia por completo.

Wanjiru no logró concluir con éxito su carrera de la vida. Murió con el mismo ritmo vertiginoso con el que su juventud se llevó por delante las mejores pistas del mundo.

“Ahora tendremos que plantearnos qué podríamos haber hecho para evitar este drama” dijo con dolor, la gran gloria de Etiopía, Haile Gebrselassie al enterarse de su muerte.

La vida de Samuel Wanjiru nos recuerda una frase que nos dejara otro notable atleta etíope, Abebe Bikila, célebre ganador de la maratón en Roma 1960 (descalzo) y Tokio 1964 (ya con calzado), ambas con record del mundo.

Bikila, tras sufrir un accidente que lo confinó a usar silla de ruedas hasta el final de su vida, nos regaló esta frase maravillosa:

Los hombres de éxito conocen la tragedia. Fue la voluntad de Dios que ganase los Juegos Olímpicos, y fue la voluntad de Dios que tuviera mi accidente. Acepto esas victorias y acepto esta tragedia. Tengo que aceptar ambas circunstancias como hechos de la vida y vivir feliz.”

  Article "tagged" as:
  Categories:
view more articles

About Article Author

Mauro Casal
Mauro Casal

Analista Internacional / Trader de Comercio Exterior Licenciatura en Relaciones Internacionales – Universidad Abierta Interamericana (UAI) Miembro del Grupo Pharos de la Universidad Abierta Interamericana (Think tank especializado en Relaciones Internacionales) Socio activo del Rotary E- Club Oeste (a cargo del Subcomité de Asuntos Internacionales) Ex Becario del Programa IGE (Intercambio de Grupos de Estudio) de La Fundación Rotaria 2007(Inglaterra) y 2010 (Alemania)

View More Articles
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.