#BrahimSub15 – Semana #23

#BrahimSub15 – Semana #23
diciembre 08 00:42 2015

Esa inexplicable sensación de la tarea cumplida. Fue la última semana de entrenamientos intensos antes del Campeonato Nacional de 5.000 metros, antes del último examen para #BrahimSub15. Terminó de la mejor manera, con dos sesiones de pista bien interesantes y distintas.

Lunes

Si, lo saben, sólo cumplo con la rutina de mencionarlo, por cábala. Por la mañana un trote, por la tarde técnicos.

Martes

Acá empezó la diversión. Cuatro de mil metros con dos minutos de pausa, ritmo ideal: 2’50”/km. Conté con ayuda, Emilio Sánchez, un atleta de mi ciudad, Lobos, de 18 años que viene haciendo al camino clásico: durante su adolescencia carreras de medio fondo en pista, ahora ya más enfocado en 5 y 10.000m. Me marcaba el ritmo en los últimos 600 metros. Como no está muy acostumbrado a correr en compañía, las primeras 3 pasadas se me iba un poco adelante, unos 10 metros y sólo me servía como referencia. Si bien en la primera pude clavar el tiempo ideal. 2’50”, luego empecé a caer, a 2’55” y 3’00” respectivamente. Recién en la cuarta la liebre se quedó pegada a mí, y ahí aproveché completa la ayuda para volver a un 2’55”. Un promedio de 2’55” que me dejó contento, ya que como antecedente tenía el mismo entreno, medio segundo más rápido, dos meses atrás en tartán y con liebre casi completa. Creo que este fue el mejor entreno largo de la temporada, y llegó en el mejor momento.

Miércoles

Trote regenerativo, en solitario, por la mañana. 50’ algo movidos y unas rectas cortas para tomar ritmo por la tarde. Ahora con Fernando, mi eterno compañero, con quien casi empecé a entrenar hace 5 años, y con quien seguimos zancada a zancada.

Jueves

Un hora suave en la que me entretuve mucho haciendo de liebre. Primero a mi amigo de la adolescencia, Octavio Chiodo, que tenía 5 de mil. En la primera fue sólo, pero luego ya lo engaché a mi espalda y fuimos achicando pasada a pasada el reloj. La última de él fue la primera de mi novia. Ella tenía cuatro y las exprimimos al máximo para terminar en 4’13” la última de mil. Sin darme cuenta había hecho 45 minutos. De la pista a trote al parque de Lobos –sólo son tres cuadras- y una vuelta completa me hizo cumplir la hora planeada. Entreno redondo.

Viernes

Trote tranquilo por la mañana, preparando el cuerpo para la segunda sesión de pista. Ahora si venía lo bueno, 20 de 200m, pero con un plus: éramos siete atletas en la pista! Entre 36” y 30” estaban todos los ritmos, así que salía el más lento primero y luego uno atrás del otro a intentar alcanzarse. Los primeros cien metros eran en curva y los últimos en recta. Yo hacía la curva suelto y en solitario y al encarar la recta me encontraba con 6 corredores para sobrepasar. Para nosotros que estamos acostumbrados, con Fernando, a ser sólo dos, o a veces hacerlo sólo, esto era una hermosa multitud. Y se notó en la calidad del entreno, sin esfuerzo casi saqué un promedio de 30,3”: excelente relación costo-beneficio. Terminamos en medio de esas típicas tormentas de verano, donde los relámpagos dibujan las grandes nubes y una humedad eléctrica rellena el espacio. Al final sólo unas gotas acompañaron el trote de ablande.

Sábado

La euforia del viernes se hizo sentir en el clásico fondo largo del sábado. Junto con Fernando padecimos felices el gran entreno de pista del día previo. No diré el ritmo, alcanza con mencionar que fue el trote más lento que hemos hecho en un fondo largo en nuestra historia! No importa que ahora corra en 31 minutos los 10k, hace 5 años, cuando corría en 40 minutos, trotaba más rápido de lo que lo hicimos este sábado. Distintas formas de ver los entrenos, pero ninguna borra la sonrisa de una gran semana.

Ya está todo hecho. No es una locura decir que fue la mejor semana de entrenamiento de calidad del semestre. Que mejor que antes de la carrera más importante. No sólo estoy contento por esta semana, sino por como soporte la larga temporada a la que no estaba acostumbrado. Sinceramente, allá por Octubre, luego de quedar en las puertas del Sub15 con los 15’06” pensé que era casi imposible llegar mejor a Diciembre. Pero así fue, “casi”, y creo que lo logré, hice entrenos mejores que en octubre.

¿Qué puede pasar ahora en el Campeonato Nacional? Nadie lo sabe, sólo queda suponer. Lo cual es un lindo entretenimiento. Pronostican un clima duro, temperaturas por arriba de los 30°, a las cuales aún no estamos aclimatados, para el sábado, y luego el domingo –compito ese día a las 17:15hs- lluvia y viento. No son los mejores pronósticos para una gran marca. Pero el clima juega para todos y quizás lo que no se consiga con el reloj se pueda buscar con la clasificación. Es difícil llegar al 100% en esta época del año, creo que algunos los atletas ya pueden estar pensado en el 2016 y eso presentaría más chances de escalar posiciones. Hasta ahora mí mejor puesto en un Campeonato Nacional es en los 10.000m este año, en abril: 7ma ubicación. Cualquier logro por arriba de eso sería un triunfo. Es muy difícil pronosticar puesto ya que se depende de los otros, por eso siempre a punto a marcas, que depende de mí. Pero en este caso parece que también el clima va a jugar su parte. Confío en que si su juego no es muy agresivo, si el viento no nos voltea, el Sub15 es posible. Como tantas veces, existe una única forma de averiguarlo: salir a correr.

  Categories:
view more articles

About Article Author

Ezequiel Brahim
Ezequiel Brahim

Seguramente no soy el único que empezó a correr para bajar de peso. Ya cinco años pasaron, y no sólo conseguí bajar de peso, descubrí nuevos mundos, al principio en la calle el universo del running, luego, en la pista, el atletismo de elite. Compartir lo mejor de ambos, es el impulso para escribir cada linea.

View More Articles
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.