#BrahimSub15 – Semana #14

#BrahimSub15 – Semana #14
octubre 05 17:58 2015

Veinte días para la gran carrera, la energía está en su pico. Y se necesita íntegra para llegar de la mejor forma. Ya estoy en el peso competitivo, 63 kg, ya está casi todo el entrenamiento hecho, sólo queda unos pocos entrenos para afinar el ritmo y lo más importante: no hacer nada mal. En estos momentos es mucho más lo que se puede hacer mal que lo que se puede hacer bien. No hay tanto para mejorar, pero un error a último momento se puede pagar carísimo. La semana fue de menor a mayor, cuidando mucho el isquiotibial derecho, que había dado la señal de alarma días antes, pero intentando ganar ritmo.

En estos momentos de puesta a punto final, donde se arrastra una gran carga de kilómetros (530 en Julio, y 477km, tanto en Agosto como en Septiembre) y se lleva el peso al límite, inevitablemente las defensas del sistema inmune bajen. Ese es uno de los grandes aspectos a cuidar, y también dio su alerta a finales de semana, de esta forma:

Lunes

Empezamos movido, con doble sesión compleja, pero siempre escuchando la pierna, para no apurar los pasos. Por la mañana trabajos técnicos; estos, cuando son aislados, sin sesión de intervalos, los suelo entrenar así: 15’ de trote, 6 series de 2 rectas de 50m de trabajos técnicos y una recta de 100m de trote bien suelto, a ritmo de una pasada de 400 o 600m, la idea de esta recta es transferir el gesto técnico entrenado y soltar el cuerpo, todo con unos 30” de pausa entre cada recta, por último 35’ de trote para dar volumen a la sesión. En esta ocasión llegamos a casi 12 kilómetros. Por la tarde fue una hora con 10km a 4’00”/km. Usando los primeros 20’ para entrar bien progresivo en calor, cuidando el isquiotibial.

Martes

Entrenamiento de pasadas combinadas, de esos que cuesta calcular cuánto va a costar. Primero 6 repeticiones de 600 y luego 8 de 200m, todo con pausa de 1’30”. ¿Qué podía pasar? Sólo lo iba a averiguar corriendo. Y la sorpresa fue muy grata, los tiempos planeados resultaron no ser tan exigentes y me sentí con una comodidad que hacía tiempo no tenía en la pista. Las tiradas de 200 fueron en 30”, controlando siempre el ritmo, ya que la idea era 31”/32”. Feliz de salir de la pista con las mejores sensaciones.

Miércoles

Otra vez doble turno, ahora un trote tranquilo de 45’ por la mañana y luego a la tarde una hora con 45’ a 3’55”/km. El peso bajo y la pretemporada bien hecha me dan una buena soltura en los fondos a esos ritmos, que a principio del semestre cuestan más. Lo último movido del primer bloque de la semana.

Jueves

Muy tranquilo, sólo 50’ de trote. Pero como pronosticaban mal clima para el viernes, adelanté un trote suave que tenía a la mañana del día siguiente. Así que terminó saliendo una doble sesión regenerativa. Dejando todo listo para el viernes, que era el día más duro de la semana.

Viernes

Diez intervalos de 500m: 300m al máximo y luego 200m aguantando a ritmo de 3’30”-3’40”/km. Con una pausa de minuto treinta entre cada 500m. Como me viene pasando, el peor clima de la semana, tocó el día del entrenamiento más intenso. Había llovido por la mañana, el frío reinaba en la pista y el viento empujaba muy fuerte. De la vuelta de 400m que el ovalo, hice los 300m evitando la recta de viento en contra, así más o menos se pudo cumplir con el entrenamiento. Por suerte no estaba sólo, me acompañaba Ariel Ferreira y, aunque iba algo más lento, salía detrás de él en cada tirada y me ayudaba mucho a exigir al máximo. Es muy difícil medir el resultado de un entrenamiento cuando las condiciones climáticas influyen tanto. Pero se hizo lo mejor posible con lo que había ese día, lo cual siempre es un buen resultado.

Sábado

El típico fondo largo de los sábados, para cerrar la semana y disfrutar del descanso completo del domingo. Por diferentes motivos, hacía rato que no lo compartía con mi eterno compañero, Fernando Belossi. Con él hemos tenido cientos de salidas de larga distancia, con todos los climas y por todos los caminos. Esta vez tocaban 80’ tranquilos, sin mirar el reloj, que al final dieron poco menos de 4’20”/km, pero marcaron, ya desde el inicio, que el cuerpo pedía reposo. Había amanecido con un poco de dolor de garganta y un cansancio general cubría los músculos. Creo que lo mejor es siempre darle al cuerpo lo que pide, así que luego de una buena ducha no salí de la cama en todo el día. Calculando que después de un día y medio de descanso completo el lunes siguiente me encontraré renovado.

Sólo catorce días por delante, apenas un entrenamiento al límite y otro más movido para buscar buen ritmo, nada más. Regulando las ganas para llegar en el pico físico, psicológico y emocional al 17 de octubre, donde me enfrentaré a los 5.000 metros y al objetivo #BrahimSub15.

  Categories:
view more articles

About Article Author

Ezequiel Brahim
Ezequiel Brahim

Seguramente no soy el único que empezó a correr para bajar de peso. Ya cinco años pasaron, y no sólo conseguí bajar de peso, descubrí nuevos mundos, al principio en la calle el universo del running, luego, en la pista, el atletismo de elite. Compartir lo mejor de ambos, es el impulso para escribir cada linea.

View More Articles
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.