#BrahimSub15 – Semana #05

#BrahimSub15 – Semana #05
agosto 03 16:14 2015

Avanzan las semanas y empieza a tomar forma el calendario de pista y con ello, toda la preparación. El primer 5.000 de la temporada ya está fijado: 29 de Agosto de 2015. Allí buscaré, como primer objetivo, lograr la marca mínima pedida para el Campeonato Nacional: 15’10”, y como segundo objetivo, lograr correr en menos de 15 minutos. No voy a llegar en el pico de mi preparación, pero será una excelente oportunidad para saber en qué lugar del camino estamos.

Para tomar un poco de ritmo competitivo previo, y dado que no hay ningún 3.000 m en pista antes, participaré en 7 km de calle, que es lo mejor que encontré con vistas al 5.000. Será este sábado 8 de Agosto, en la Runner Fest, organizada porI love runn, que recorrerá el lago del Rosedal del Palermo, en plena zona runner de Buenos Aires. Por realizarse un sábado, el horario de largada es a las 15 hs, mucho mejor, a mi gusto, que un domingo por la mañana, principalmente en invierno. Habrá varios atletas de nivel y será una buena forma de exigirme para ir tomando sensaciones de competencias, que no son posibles en los entrenamientos.

Creo que una coherencia entre los objetivos, el calendario de competencias y los entrenamientos, es vital para desarrollar el máximo potencial. En eso estamos poniendo todo el enfoque para poder lograr el sueño: #BrahimSub15.

Lunes.

En realidad me pasó algo curioso, pero el día anterior, el domingo. Estaba con muchas ganas de que llegara el lunes, de salir a correr fuerte. No es que no disfrute correr, pero entrenando 9 veces por semana, es difícil acumular muchas ganas, porque pasa muy poco tiempo entre una sesión y la otra. Por otro lado, los domingos suelo desconectarme y descansar plenamente. Pero esta vez fue distinto y el lunes se notó. Salí a la mañana más movido que de costumbre, fueron 45’ tranquilos, pero las piernas querían girar. Por la tarde, junto con Lisandro, repetimos lo de la últimas semanas: trabajos técnicos. Sólo que cada vez sumamos más rectas de 100 metros y en esta oportunidad llegamos a 20 repeticiones, antes de las cuales fueron 10 rectas de técnica. Quedaba listo para mover al día siguiente.

Martes.

Cambios de ritmo en pista: 6.000 metros con 600 más rápido, 400 más lento. Las ganas me empujaron un poco de más y fue un promedio de 3’22”/km para las 15 vueltas a la pista. Realmente me hubiese gustado girar justo en lo planeado, que era 3’28”/km para ver como respondía el corazón, que tan liviano iba. Pero fue lo que salió y no estuvo tan mal.

Miércoles.

Doble turno, trote tranquilo por la mañana que aproveché para hacer de liebre a mi novia. Ella tenía un entrenamiento similar al mío del martes, pero en 5.000 metros. También fuimos a la pista, pero sus ritmos eran muy exigentes para como estaba ese día y lo sufrió mucho. Me gusta hacer de liebre, te olvidás de tu trote, te concentrás en como vienen el otro y cuando querés acordar, ya entrenaste. Pero ver sufrir a tu compañero, en este caso, mi compañera, no me gusta tanto. Lamento cuando un entreno no sale, aunque no sea el mío. Por la tarde fue una hora junto a Luis Molina, y mi compañero de siempre, Fernando. Un trote apenas movido, para sumar kilómetros.

Jueves.

Turno simple y sencillo. Lo despaché a la mañana, otra vez con Luis. Mientras se prepara con vista a Río 2016, buscando estar en la maratón, charlamos quienes son los candidatos más firmes de la Argentina. Y sin duda que en este ciclo olímpico está con más candidatos que nunca. Berlín, Buenos Aires y Valencia, apuntan como las maratones que, este año, pueden empezar a presentar a los firmes candidatos.

Viernes.

Todo lo contrario al día anterior: turno doble, todo en solitario, y con el entreno más fuerte de la semana. Por la mañana un trote suave, con un cielo que se debatía entre llover y no llover, costó un poco vencer la inercia solo y salí recién al mediodía. Por la tarde, sobre la última hora de sol, fui hacia la pista. Tocaban 15 x 300 metros con 1’ de pausa. Al ser tan cortas es un poco más fácil encontrar el ritmo, por lo que sólo miré el reloj cada vez que terminaba las impares (1°, 3°, 5° pasada, etc.), en las pares solamente marcaba el lap sin ver el resultado, como para escuchar más al cuerpo que al reloj. Al final salieron muy parejas, sólo la primera que se me fue rápida, en 48” y una que se quedó en 52”, todas las demás estuvieron en 50/51”, con la sensación de que algo más quedaba en el tanque. Al final no estuve tan solo en la pista, al principio del entrenamiento pasó mi novia y me dejó estas fotos.

IMG_20150802_170845 IMG_20150802_171841

Sábado.

Otra vez solo. No estoy acostumbrado, casi siempre entreno en compañía. Y si para colmo tocan 100 minutos de trote, sin duda que no sólo se entrenan las piernas, sino también la cabeza. En la Semana #03 había tenido el mismo entrenamiento y me había dejado muy conforme. Esta vez, le busque una vuelta de rosca para hacerlo más entretenido. Salí de mi casa rumbo a la laguna de Lobos, pasando previamente por el pueblo de Salvador María. Me gustan mucho los circuitos lineales, que empiezan en un lado y terminan en otro, más allá de que requieran algo de logística. En este caso me irían a esperar en auto a la laguna, mi prima con su novio y mi novia. Pensaba, como ideal, estar en 4 minutos cortos por kilómetro de promedio. Pero me sentí suelto de entrada, el primer km dio 4’00 y traté de mantener ahí. A medida que me fui soltando las sensaciones mejoraban y pasé el km 10 a ritmo de 3’54”/km con comodidad. Procuré por lo tanto mantener ese promedio todo el recorrido, lo cual fue sencillo hasta pasado el km 20, cuando me tocó viento en contra. Pero ya casi todo estaba hecho y pude sostener el ritmo. Sin exigirme más de lo debido, pude ponerle un buen broche a la semana para cerrar en 122 kilómetros. El mayor volumen en lo que va de la pretemporada.

Como les comenté, la próxima semana compito, y de acá a cuatro semanas, tengo el primer gran desafío en 5.000 metros. Así allí apuntamos con todas las ganas, y los entrenamientos. Porque como dijo el gran golfista argentino, Roberto De Vicencio “Mientras más entreno, más suerte tengo.”

 

  Categories:
view more articles

About Article Author

Ezequiel Brahim
Ezequiel Brahim

Seguramente no soy el único que empezó a correr para bajar de peso. Ya cinco años pasaron, y no sólo conseguí bajar de peso, descubrí nuevos mundos, al principio en la calle el universo del running, luego, en la pista, el atletismo de elite. Compartir lo mejor de ambos, es el impulso para escribir cada linea.

View More Articles
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.