Boston: La carrera centenaria – Mauro Casal

Boston: La carrera centenaria – Mauro Casal
abril 30 19:51 2015

“He corrido en Boston 6 veces. Creo que los mejores aspectos de la maratón son los hermosos cambios del paisaje a lo largo de la ruta y el calor del apoyo del pueblo. Me siento feliz cada vez que entro en esta carrera”.

Haruki Murakami – Escritor japonés. Atleta aficionado, autor del Libro, ‘De que hablo cuando hablo de correr’.

 

Boston, Massachusetts

Boston, Massachusetts

El mundo es un lugar maravilloso. La vasta geografía de nuestro planeta nos regala innumerables sitios donde de una u otra manera, miles de corredores anónimos recorren senderos y superficies de las más variadas y diversas características, tratando de encontrar un momento de libertad absoluta.  Uno de esos lugares es sin dudas, Boston.

Esta urbe histórica, en la costa Este de los Estados Unidos, es otra de las ciudades que tiene el honor de integrar el circuito de las World Marathon Majors, junto con Berlín, Londres, Tokio, Chicago y Nueva York.

Considerada centro económico y cultural, la capital de Estado de Massachusetts, tiene una rica historia que mostrar, vinculada a las batallas por la independencia de los Estados Unidos.

Plena de facultades y universidades dentro de su territorio y en los alrededores  (la prestigiosa Universidad de Harvard es una de ellas), Boston se ha consolidado como un centro de investigación, desarrollo e innovación, donde se corre desde 1897, la más antigua de las competiciones del circuito mundial.

 

Ezequiel Fernández Moores, notable periodista de investigación, nos ilustra al respecto y nos cuenta:

“La maratón de Boston se corre tradicionalmente en el feriado del “Patriot’s Day”, un recuerdo de la guerra de independencia de Estados Unidos, primeras batallas contra tropas británicas el 19 de abril de 1775. El sentimiento patriótico en la maratón de Boston se hizo muy presente en la edición de 1951, en plena Guerra de Corea.

Yun Bok Suh

Yun Bok Suh

Yun Bok Suh, campeón de la maratón de 1947, fue el primer coreano ganador de una prueba internacional desde la independencia de Japón. Sus compatriotas Kee Yong Ham, Gil Yoon Song y Yun Chil Choi sorprendieron al mundo atlético al ocupar los tres primeros puestos de la maratón de 1950. Al año siguiente, Walter Brown, mítico director de la prueba de Boston, prohibió la inscripción de corredores coreanos, argumentando que mientras soldados de Estados Unidos combaten y mueren en Corea, todo coreano debería pelear por su país en lugar de correr maratones.”

Si bien el deporte, parece ser un espacio inmaculado y sagrado, no queda ajeno a tensiones políticas. 

El día más negro en la historia de esta prueba tuvo lugar el 15 de Abril de 2013.

Ese día, dos hermanos de origen checheno, Tamerlan y Dzhokar Tsarnaev, llevaron a cabo un atentado en plena prueba atlética, con un saldo de 3 personas fallecidas y muchos heridos entre los atletas y los espectadores.

Los hechos, de inusitada gravedad, en una de las maratones más importantes del mundo, generaron pánico, congoja y estupor, con una amplia repercusión mundial.

A partir de este doloroso episodio, los organizadores de estas competencias, deben extremar las medidas de seguridad, aunque resulta muy complejo poner freno a actos de esta magnitud, con tanta gente participando, como atleta, colaborador o espectador.

Runners continue to run towards the finish line as an explosion erupts at the finish line of the Boston MarathonConmovido todavía por la onda expansiva, tras la explosión, un participante, fue ayudado por tres policías a levantarse. Grande fue la sorpresa de estos uniformados, al observar al atleta, que aún con lesiones y heridas en su cuerpo, caminó los escasos metros que faltaban para llegar a la meta, luego de haber corrido cuatro horas, porque quiso completar la prueba.

Luego se supo que también caminó hasta el hotel y que tenía…….. 78 años.

El escritor Haruki Murakami, enterado del triste acontecimiento expresó: “Algo que debería haber sido puro, ha sido manchado y yo como ciudadano del mundo, que me considero un corredor, también he sido herido”.

Volviendo a lo estrictamente deportivo, en esta carrera, son muchos los atletas que han dejado grabado su nombre y citar a todos los ganadores de esta centenaria prueba sería imposible en estas líneas, no obstante, les traeré a la mente algunos nombres que por razones diversas han trascendido.

Clarence DeMar, de los Estados Unidos, es el máximo ganador de esta carrera, tras coronarse en siete oportunidades, aunque la última vez, fue en el año 1930.

Clarence consiguió este logro, a pesar de haber sido advertido por su médico, antes de ganar su primera carrera en 1911, que por un problema cardíaco no iba a poder correr más.  No hizo demasiado caso y siguió corriendo hasta unos meses antes de morir, 47 años después.

En 1980 ocurrió un hecho muy curioso, cuando la corredora Rosie Ruiz sorprendió a todos, apareciendo de la nada para ganar la carrera. Los fiscalizadores de la prueba sospechaban de ella ya que no apareció en los registros de filmación hasta casi el final. Tras una investigación posterior, se descubrió que esta atleta, había salteado gran parte de la carrera y había viajado en subte. Faltando 1600 metros conectó al pelotón, tras su placentero viaje en el metro y cruzó la meta en primer lugar, desplazando al segundo lugar a la canadiense Jacqueline Gareau, que finalmente fue la legítima ganadora.

MutaiEn el año 2011, Geoffrey Mutai, de Kenia, pulverizó los relojes logrando para ese entonces el récord mundial con una marca de 2:03:02, sin embargo, la IAAF consideró que este logro no podía ser convalidado ya que el circuito no cumplía con las normas de desnivel y separación entre salida y meta.

La organización de la carrera protestó, pidiendo a la IAAF que homologara el récord mundial, incluso el mismo Mutai contaba con el apoyo de varios atletas, sin embargo la petición no prosperó.

El circuito de Boston tiene entre los kilómetros 25 y 33, unos famosos “toboganes”, desniveles que quitan no sólo el aliento a los atletas, sino también que desgastan sus piernas. Por eso, en lo personal creo que, no haber validado el récord en su momento fue un atropello al esfuerzo del atleta.

Para cerrar esta columna, me quiero quedar con la figura de Kathrine Switzer.

Kathrine Switzer, saltó a la fama, al ser la primera mujer en correr una maratón con dorsal, prueba que estaba destinada exclusivamente a los deportistas varones.

En la maratón de Boston de 1967 logró, inscribiéndose como KV Switzer, partir de la línea de meta con el dorsal 261 y llegar a cruzar la línea final después de 4 horas y 20 minutos.

En el transcurso de la carrera, uno de los comisarios, que ejercía de codirector de la carrera, detectando que Kathrine Switzer era, efectivamente, una mujer, intentó detenerla, salió detrás de ella y le gritó: “¡Sal de mi carrera y devuélveme el dorsal!”. Pero la colaboración de su novio y de algunos corredores, que la escoltaron hasta la meta, impidió que la atleta fuera retirada de la competición.

Switzer posteriormente ganó la maratón de Nueva York de 1974 y quedó segunda en la maratón de Boston de 1975, donde logró su mejor marca con un tiempo de 2 horas, 51 minutos y 37 segundos. 

Switzer no quedará en los libros por sus hazañas deportivas, no obstante, su nombre será siempre recordado, por el hecho de haber logrado romper con una injusta regla que impedía a las damas competir en esta prueba.

Boston no tendrá tal vez, el glamour de Nueva York, sin embargo, encierra una historia centenaria de atletismo, plagada de historias que valen la pena contar y admirar.

 

 

Mis últimas líneas tienen tres nombres propios que no puedo olvidar:

Martin Richard, de 8 años, Krystle Campbell, de 29 años y Lu Lingzi, de 23 años, las víctimas de la locura y la irracionalidad, que en el año 2013 dejaron su vida mientras se llevaba a cabo esta maratón.

Vaya nuestro homenaje desde este espacio y sigamos corriendo sin parar, porque como diría Gandhi “Los únicos demonios en este mundo son los que corren por nuestros propios corazones. Es allí donde se tiene que librar la batalla.”

Gandhi

  Article "tagged" as:
  Categories:
view more articles

About Article Author

Mauro Casal
Mauro Casal

Analista Internacional / Trader de Comercio Exterior Licenciatura en Relaciones Internacionales – Universidad Abierta Interamericana (UAI) Miembro del Grupo Pharos de la Universidad Abierta Interamericana (Think tank especializado en Relaciones Internacionales) Socio activo del Rotary E- Club Oeste (a cargo del Subcomité de Asuntos Internacionales) Ex Becario del Programa IGE (Intercambio de Grupos de Estudio) de La Fundación Rotaria 2007(Inglaterra) y 2010 (Alemania)

View More Articles
write a comment

0 Comments

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Add a Comment

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person.
All fields are required.